<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9665506\x26blogName\x3dMi+blog!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zirrus.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zirrus.blogspot.com/\x26vt\x3d-7334819199369966265', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes, diciembre 31, 2004

Criptografía para todos

Hace años, antes de existir el correo electrónico y otros métodos "futuristas" para comunicarnos, uno descolgaba el teléfono y le comunicaba a la operadora con quién quería hablar. Ésta realizaba la conexión y la mantenía hasta que ambos interlocutores concluyeran la conversación. En aquella época las/los telefonistas podían escuchar tranquilamente las conversaciones que pasaban por sus manos, y de confidencialidad poca.

Con el paso del tiempo, esto cambió, simplemente por el hecho de sustituir a las telefonistas por centralitas telefónicas que se encargaban de realizar las conexiones a partir de un número de teléfono (en un principio codificado a base de pulsos y más tarde a base de tonos, más moderno).

Pero ahora llega la informática, con nuevas formas de comunicarse, email, teléfono IP, webcam, videoconferencia, etc. Los protocolos en internet (al menos la mayoría, y sobre todo los "antiguos") están hechos para "gente buena" que no va a hacer nada malo.

Es ahí donde entra la criptografía para proporcionarnos esa intimidad que muchos deseamos. La criptografía cubre tres principios fundamentales:
  1. Confidencialidad: Nuestros mensajes serán privados y no podrán ser leídos/escuchados por otras personas.
  2. Integridad: Nuestros mensajes viajarán por la red y llegarán tal y como han salido. Aseguramos que no ha existido ninguna modificación al contenido del mensaje.
  3. Autenticidad o no repudio: El que dice ser emisor del mensaje es realmente quien dice ser, la criptografía nos asegura que no le han suplantado la identidad.
Poco a poco se ha ido introduciendo en los programas informáticos, prueba de ello es que las últimas versiones de mesenger ya se comunican de forma cifrada. La gran utilidad que nos permiten estas herramientas, es cifrar el contenido de aquello que no queremos que sea "visible", o que si alguien lo coge, solo la persona adecuada pueda leerlo (o esucharlo).

Programas muy importantes son el PGP y el gPGP (Para linux). Ellos nos permitirán crearnos unas "llaves" y comenzar nuestras andaduras por el mundo de la criptografía. El hecho de tener unas "llaves" es debido a que se basa en criptografía asimétrica, pero eso tiene mucho que hablar, mejor dejarlo para otros post.

En fin, gracias a que la criptografía (esa palabra tan asustadiza) esta a la vuelta de la esquina y permite dar confidencialidad (además de otras cosas) a nuestras cosas. Aprovechemosla!

Nos vemos!