<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9665506\x26blogName\x3dMi+blog!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zirrus.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zirrus.blogspot.com/\x26vt\x3d-7334819199369966265', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

sábado, mayo 14, 2005

Plenamente acostumbrado

El ser humano es un ser de costumbres, lo hemos oido muchas veces. Y esta vez me toca corroborarlo con mi experiencia.

Como ya anuncié hace tiempo, me compré un portatil cuya única cosa rara que tenía era su pantalla: Panorámica. Pues bien, después de solo dos semanas (ya a la primera ya estaba acostumbrado), no solo me he aocstumbrado a él, sino que incluso he desbancado al sobremesa que siempre utilizaba en mi casa. Pobretico, no quería que ocurriera, pero ha ocurrido.

Es que trabajar 5 días a la semana con el portatil, y ver el ordenador de casa solamente 2 días a la semana, influye. Ahora tengo casi todo migrado a éste, y es con el que trabajo. Como todo, te empijotas trabajando a mayores resoluciones y luego voy a uno normal y la cosa se nota. Pero bueno, que se le va hacer.

Por supuestísimo que esto contentísimo con el portatil, jejejeje, ahora es MI ordenador principal, jeje. Lo que hace la costumbre...

Nos vemos!